Cómo eliminar el sarro dental
Ayúdanos a compartir

Para las personas, el cálculo dental, también denominado tártaro o sarro dental, no solo representa un problema estético, sino que su padecimiento está asociado a distintas alteraciones en su salud oral, además de las complicaciones que puede generar en el sistema digestivo. Es por ello que resulta indispensable conocer al detalle cómo es que se forma esta calcificación en los dientes y que acciones deberemos seguir para combatirla con éxito.Te recomendamos que leas detenidamente la siguiente nota.

A qué nos referimos con sarro dental

Al hablar de sarro dental, nos estamos refiriendo al endurecimiento amarillento que se acumula entre los dientes, debajo de la línea de las encías, y que se produce debido a la calcificación de la placa bacteriana, conformado principalmente por cierto tipo de minerales que se almacenan sobre ella. Este sarro endurecido puede ser fácilmente percibido a simple vista, aunque corresponde al odontólogo/a  de confianza realizar un correcto diagnóstico de estos residuos en las piezas dentales.

En primera instancia, el sarro dental representa un problema estético ya que les otorga a las piezas dentales una coloración marrón oscura o amarilla, haciéndolas lucir desgastadas, manchadas y poco saludables. Por lo general, estos minerales se acumulan en los límites entre los dientes y las encías y pueden ser difíciles de remover si no han sido tratados a tiempo.

Pero el problema no solo es visual, la acumulación de sarro dental también nos puede llevar a padecer otros problemas de salud, como es el caso de la caries en los dientes o de la gastritis en el estómago. Al entrar en contacto con algunos alimentos, especialmente las golosinas, esta calcificación desprende un potente ácido que carcome el esmalte natural de los dientes, debilitándolo y volviéndolo propenso a sufrir de caries. Este mismo ácido puede provocar otro tipo de infecciones tanto en la cavidad bucal como en el sistema digestivo en general.

Malos hábitos en la alimentación, sumado al consumo de café, cigarrillos y bebidas alcohólicas, no solo promueven la formación de sarro en los dientes, sino que empeoran la situación ya que pueden teñir de un color oscuro las piezas dentales.

Tratamiento médico para eliminar el sarro de los dientes

La manera más inmediata y efectiva que existe en la actualidad para eliminar el sarro en los dientes es a través de una limpieza profunda de las piezas dentales, realizada por el dentista. El procedimiento, denominado raspado radicular, consiste en remover, con la ayuda de un instrumento especial, la acumulación de los minerales adheridos. Es por ello que resulta primordial visitar de forma periódica al dentista, al menos un par de veces al año y mantener una correcta higiene bucal.

Algunos productos comerciales o medicamentos especiales suelen ser recomendados para evitar, disminuir o, incluso, eliminar el problema del sarro en los dientes. Es el caso de los enjuagues bucales que pueden reducir paulatinamente la acumulación de sarro en las piezas dentales y eliminar la placa bacteriana. Estos enjuagues deberán estar  libres de alcohol, xilitol u otros insumos que puedan dañar el esmalte de los dientes.

Otro producto muy usado para combatir el sarro es el carbón de coco activado, que no solo reduce la cantidad de sarro en los dientes, sino que cuida el esmalte de los mismos, haciéndolos lucir más blancos y limpios. El carbón activado, además, ayuda a eliminar las manchas dentales producidas por el consumo de café, vino o cigarrillos.

Los irrigadores y cepillos interdentales también son muy eficaces para la eliminación del sarro. Estos productos son  muy útiles para limpiar y desinfectar los aparatos removibles de los tratamientos de ortodoncia.

Cómo prevenir la formación del sarro dental

Desde casa y de una forma muy práctica, es posible realizar algunas acciones dirigidas a prevenir la formación de sarro en los dientes, siendo la más importante de ellas la ejecución de un correcto cepillado dental. Los especialistas recomiendan, además de realizar el cepillado habitual después de las comidas, efectuar un cepillado profundo de dientes al menos una vez por día. Esta práctica permitirá eliminar los restos de placa bacteriana que puedan haberse acumulado entre los dientes.

El uso de hilo o seda dental es el complemento ideal para un correcto cepillado, ya que permite llegar a aquellos rincones a los que el cepillo dental no puede, haciendo más completa la limpieza de los dientes. La práctica de higiene bucal debe considerar, además, el uso de enjuagues especiales que ayuden a eliminar los restos de bacterias y microorganismos que causan caries y mal aliento. Una combinación de estos tres elementos conforma una poderosa herramienta de prevención del sarro en las piezas dentales.

Debido a que la única forma de eliminar el sarro es a través de una intervención odontológica, se aconseja, como medida preventiva, asistir al dentista por lo menos dos veces al año, con el fin de detectar la formación de cálculo y ayudar en la limpieza de los dientes. A través de un procedimiento denominado profilaxis, el dentista puede remover la acumulación de placa y prevenir cualquier tipo de problema bucodental.


Ayúdanos a compartir
Ayúdanos a compartir

Para las personas, el cálculo dental, también denominado tártaro o sarro dental, no solo representa un problema estético, sino que su padecimiento está asociado a distintas alteraciones en su salud oral, además de las complicaciones que puede generar en el sistema digestivo. Es por ello que resulta indispensable conocer al detalle cómo es que se forma esta calcificación en los dientes y que acciones deberemos seguir para combatirla con éxito.Te recomendamos que leas detenidamente la siguiente nota.

A qué nos referimos con sarro dental

Al hablar de sarro dental, nos estamos refiriendo al endurecimiento amarillento que se acumula entre los dientes, debajo de la línea de las encías, y que se produce debido a la calcificación de la placa bacteriana, conformado principalmente por cierto tipo de minerales que se almacenan sobre ella. Este sarro endurecido puede ser fácilmente percibido a simple vista, aunque corresponde al odontólogo/a  de confianza realizar un correcto diagnóstico de estos residuos en las piezas dentales.

En primera instancia, el sarro dental representa un problema estético ya que les otorga a las piezas dentales una coloración marrón oscura o amarilla, haciéndolas lucir desgastadas, manchadas y poco saludables. Por lo general, estos minerales se acumulan en los límites entre los dientes y las encías y pueden ser difíciles de remover si no han sido tratados a tiempo.

Pero el problema no solo es visual, la acumulación de sarro dental también nos puede llevar a padecer otros problemas de salud, como es el caso de la caries en los dientes o de la gastritis en el estómago. Al entrar en contacto con algunos alimentos, especialmente las golosinas, esta calcificación desprende un potente ácido que carcome el esmalte natural de los dientes, debilitándolo y volviéndolo propenso a sufrir de caries. Este mismo ácido puede provocar otro tipo de infecciones tanto en la cavidad bucal como en el sistema digestivo en general.

Malos hábitos en la alimentación, sumado al consumo de café, cigarrillos y bebidas alcohólicas, no solo promueven la formación de sarro en los dientes, sino que empeoran la situación ya que pueden teñir de un color oscuro las piezas dentales.

Tratamiento médico para eliminar el sarro de los dientes

La manera más inmediata y efectiva que existe en la actualidad para eliminar el sarro en los dientes es a través de una limpieza profunda de las piezas dentales, realizada por el dentista. El procedimiento, denominado raspado radicular, consiste en remover, con la ayuda de un instrumento especial, la acumulación de los minerales adheridos. Es por ello que resulta primordial visitar de forma periódica al dentista, al menos un par de veces al año y mantener una correcta higiene bucal.

Algunos productos comerciales o medicamentos especiales suelen ser recomendados para evitar, disminuir o, incluso, eliminar el problema del sarro en los dientes. Es el caso de los enjuagues bucales que pueden reducir paulatinamente la acumulación de sarro en las piezas dentales y eliminar la placa bacteriana. Estos enjuagues deberán estar  libres de alcohol, xilitol u otros insumos que puedan dañar el esmalte de los dientes.

Otro producto muy usado para combatir el sarro es el carbón de coco activado, que no solo reduce la cantidad de sarro en los dientes, sino que cuida el esmalte de los mismos, haciéndolos lucir más blancos y limpios. El carbón activado, además, ayuda a eliminar las manchas dentales producidas por el consumo de café, vino o cigarrillos.

Los irrigadores y cepillos interdentales también son muy eficaces para la eliminación del sarro. Estos productos son  muy útiles para limpiar y desinfectar los aparatos removibles de los tratamientos de ortodoncia.

Cómo prevenir la formación del sarro dental

Desde casa y de una forma muy práctica, es posible realizar algunas acciones dirigidas a prevenir la formación de sarro en los dientes, siendo la más importante de ellas la ejecución de un correcto cepillado dental. Los especialistas recomiendan, además de realizar el cepillado habitual después de las comidas, efectuar un cepillado profundo de dientes al menos una vez por día. Esta práctica permitirá eliminar los restos de placa bacteriana que puedan haberse acumulado entre los dientes.

El uso de hilo o seda dental es el complemento ideal para un correcto cepillado, ya que permite llegar a aquellos rincones a los que el cepillo dental no puede, haciendo más completa la limpieza de los dientes. La práctica de higiene bucal debe considerar, además, el uso de enjuagues especiales que ayuden a eliminar los restos de bacterias y microorganismos que causan caries y mal aliento. Una combinación de estos tres elementos conforma una poderosa herramienta de prevención del sarro en las piezas dentales.

Debido a que la única forma de eliminar el sarro es a través de una intervención odontológica, se aconseja, como medida preventiva, asistir al dentista por lo menos dos veces al año, con el fin de detectar la formación de cálculo y ayudar en la limpieza de los dientes. A través de un procedimiento denominado profilaxis, el dentista puede remover la acumulación de placa y prevenir cualquier tipo de problema bucodental.


Ayúdanos a compartir
Llámanos: 934 366 197