Recomendaciones para el cuidado de los implantes dentales

implantes dentales
Ayúdanos a compartir

El tratamiento para la colocación de implantes dentales supuso toda una revolución en la terapéutica odontológica, convirtiéndose en la forma más cómoda y segura que existe para reemplazar piezas dentales. En la actualidad, este procedimiento es muy demandado debido a la mejora significativa que representa en la calidad de vida del paciente y a su elevada tasa de éxito. Sin embargo, la falta de cuidados adecuados puede generar complicaciones graves que es preciso evitar.  

Una adecuada higiene oral, precauciones al momento de masticar y un control periódico por parte del especialista, son solo algunas de las recomendaciones que se deben tomar en cuenta para el correcto cuidado de los implantes dentales; a continuación, te brindamos algunos consejos que te permitirán seguir con éxito el tratamiento.  

Tratamiento para la colocación de implantes dentales

De acuerdo a la Asociación Europea para la Oseointegración – EAO, los implantes dentales son fijaciones muy parecidas a los tornillos, usualmente de titanio, que son unidas al hueso del maxilar o de la mandíbula con la finalidad de servir como retención, en sustitución de la raíz, de dientes que sustituyen a la pieza faltante. De esa forma, el paciente puede mejorar su salud dental y la estética oral.  

El éxito del tratamiento para la colocación de implantes dentales va a depender de una adecuada osteointegración, proceso que consiste en conseguir una correcta integración, tanto estructural como funcional, entre el hueso y el implante. Precauciones y cuidados postoperatorios contribuyen a conseguir muy buenos resultados en el largo plazo.   

Si bien es cierto basta con tener un buen estado de salud para realizar un tratamiento de colocación de implantes dentales, esta técnica suele ser restringida para aquellos pacientes que se encuentren consumiendo ciertos tipos de medicamentos, así como para mujeres en estado de gestación. Los jóvenes en edad adolescente tampoco deberán colocarse implantes dentales debido a que su desarrollo facial aún no está completo.  

Aunque es un procedimiento quirúrgico seguro e indoloro ya que se realiza con anestesia local, la colocación de implantes dentales puede generar, en algunos casos, ciertas molestias o dolores una vez pasado el efecto anestésico. El odontólogo puede prescribir cierto tipo de medicamentos analgésicos que ayuden a aliviar estas molestias. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no se percibe dolor alguno luego de la operación.    

Complicaciones relacionadas a los implantes dentales

Después de realizar el procedimiento para la colocación de implantes dentales, la falta de higiene bucodental aumenta considerablemente la posibilidad de sufrir enfermedades periimplantarias, que afectan a los tejidos que rodean el implante y ponen en riesgo no solo el éxito del tratamiento sino, también, la salud del paciente.

Dentro de este tipo de enfermedades, las más comunes son la periimplantitis, que consiste en la inflamación de los tejidos que rodean al implante y que provoca la pérdida del hueso, y la mucositis, que es una reacción inflamatoria de las membranas mucosas esta reacción no provoca la pérdida del soporte óseo.      

Por ello, desde el momento en que son colocados los implantes, el paciente debe realizar enjuagues bucales con clorhexidina, ya que tiene limitado el cepillado convencional. Luego, en el periodo en el que se realiza la oseointegración, deberá seguir con los cuidados habituales de higiene dental, poniendo especial atención a la zona de la prótesis. Salvo estricta prescripción médica, el uso de colutorios no es recomendable ya que puede producir un mayor sangrado.

Un historial previo de enfermedad periodontal, la incorrecta higiene dental y el hábito de fumar o consumir bebidas alcohólicas, son algunos de los factores de riesgo que desencadenan el desarrollo de enfermedades periimplantarias, por lo que su adecuado control es el primer paso para prevenir este tipo de complicaciones.

Cuidados para los implantes dentales

Cada paciente precisa de cuidados puntales y deberá seguir las especificaciones del odontólogo o cirujano maxilofacial responsable de la intervención quirúrgica; sin embargo, existen algunas recomendaciones generales para el cuidado de los implantes dentales, la mayor parte de ellas referidas a la higiene oral.  

Una vez finalizado el procedimiento quirúrgico, se deberá esperar un mínimo de dos horas antes de ingerir alimentos o bebidas. El paciente podrá seguir una dieta ligera, basada en productos fríos durante los primeros días, limitando la masticación en el área tratada.

Es posible que se produzca un sangrado durante las siguientes 48 horas posteriores a la intervención quirúrgica; de darse el caso, se recomienda el uso de una gasa sobre el área del sangrado, manteniéndola bajo presión de una mordida no muy profunda. La gasa absorbente deberá ser cambiada cada cierto periodo de tiempo. Durante este tiempo, es necesario limitar la actividad física para ayudar a la disminución del sangrado.   

Es común que la zona intervenida se mantenga inflamada durante los dos o tres primeros días. Compresas frías en el área del implante ayudará a disminuir la inflamación. En caso de utilizar hielo, hacerlo en espacios máximos de tiempo de entre 5 y 7 minutos, para evitar cualquier daño o irritación en la piel. Si la hinchazón persiste, será necesaria una visita al médico especialista para su observación.  

La limpieza oral es un factor clave del éxito de los implantes dentales. Por ello, es importante que el paciente utilice cepillos interproximales y sedas dentales para la higiene de los espacios que existen entre los dientes e implantes. Así, es posible eliminar la placa bacteriana de la zona de encía que rodea al implante.

Por último, es fundamental acudir a las consultas programadas por el odontólogo, a fin de mantener un adecuado control sobre el estado del hueso, los componentes del implante y la higiene de la boca.   

Después de un procedimiento de implantes dentales, es preciso tomar en consideración estas recomendaciones, con la finalidad de concluir el tratamiento de manera exitosa. Una adecuada limpieza oral, evitar el consumo de alcohol y cigarrillos y una alimentación saludable, son algunos de los cuidados elementales para evitar cualquier complicación postoperatoria.


Ayúdanos a compartir
Ayúdanos a compartir

El tratamiento para la colocación de implantes dentales supuso toda una revolución en la terapéutica odontológica, convirtiéndose en la forma más cómoda y segura que existe para reemplazar piezas dentales. En la actualidad, este procedimiento es muy demandado debido a la mejora significativa que representa en la calidad de vida del paciente y a su elevada tasa de éxito. Sin embargo, la falta de cuidados adecuados puede generar complicaciones graves que es preciso evitar.  

Una adecuada higiene oral, precauciones al momento de masticar y un control periódico por parte del especialista, son solo algunas de las recomendaciones que se deben tomar en cuenta para el correcto cuidado de los implantes dentales; a continuación, te brindamos algunos consejos que te permitirán seguir con éxito el tratamiento.  

Tratamiento para la colocación de implantes dentales

De acuerdo a la Asociación Europea para la Oseointegración – EAO, los implantes dentales son fijaciones muy parecidas a los tornillos, usualmente de titanio, que son unidas al hueso del maxilar o de la mandíbula con la finalidad de servir como retención, en sustitución de la raíz, de dientes que sustituyen a la pieza faltante. De esa forma, el paciente puede mejorar su salud dental y la estética oral.  

El éxito del tratamiento para la colocación de implantes dentales va a depender de una adecuada osteointegración, proceso que consiste en conseguir una correcta integración, tanto estructural como funcional, entre el hueso y el implante. Precauciones y cuidados postoperatorios contribuyen a conseguir muy buenos resultados en el largo plazo.   

Si bien es cierto basta con tener un buen estado de salud para realizar un tratamiento de colocación de implantes dentales, esta técnica suele ser restringida para aquellos pacientes que se encuentren consumiendo ciertos tipos de medicamentos, así como para mujeres en estado de gestación. Los jóvenes en edad adolescente tampoco deberán colocarse implantes dentales debido a que su desarrollo facial aún no está completo.  

Aunque es un procedimiento quirúrgico seguro e indoloro ya que se realiza con anestesia local, la colocación de implantes dentales puede generar, en algunos casos, ciertas molestias o dolores una vez pasado el efecto anestésico. El odontólogo puede prescribir cierto tipo de medicamentos analgésicos que ayuden a aliviar estas molestias. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no se percibe dolor alguno luego de la operación.    

Complicaciones relacionadas a los implantes dentales

Después de realizar el procedimiento para la colocación de implantes dentales, la falta de higiene bucodental aumenta considerablemente la posibilidad de sufrir enfermedades periimplantarias, que afectan a los tejidos que rodean el implante y ponen en riesgo no solo el éxito del tratamiento sino, también, la salud del paciente.

Dentro de este tipo de enfermedades, las más comunes son la periimplantitis, que consiste en la inflamación de los tejidos que rodean al implante y que provoca la pérdida del hueso, y la mucositis, que es una reacción inflamatoria de las membranas mucosas esta reacción no provoca la pérdida del soporte óseo.      

Por ello, desde el momento en que son colocados los implantes, el paciente debe realizar enjuagues bucales con clorhexidina, ya que tiene limitado el cepillado convencional. Luego, en el periodo en el que se realiza la oseointegración, deberá seguir con los cuidados habituales de higiene dental, poniendo especial atención a la zona de la prótesis. Salvo estricta prescripción médica, el uso de colutorios no es recomendable ya que puede producir un mayor sangrado.

Un historial previo de enfermedad periodontal, la incorrecta higiene dental y el hábito de fumar o consumir bebidas alcohólicas, son algunos de los factores de riesgo que desencadenan el desarrollo de enfermedades periimplantarias, por lo que su adecuado control es el primer paso para prevenir este tipo de complicaciones.

Cuidados para los implantes dentales

Cada paciente precisa de cuidados puntales y deberá seguir las especificaciones del odontólogo o cirujano maxilofacial responsable de la intervención quirúrgica; sin embargo, existen algunas recomendaciones generales para el cuidado de los implantes dentales, la mayor parte de ellas referidas a la higiene oral.  

Una vez finalizado el procedimiento quirúrgico, se deberá esperar un mínimo de dos horas antes de ingerir alimentos o bebidas. El paciente podrá seguir una dieta ligera, basada en productos fríos durante los primeros días, limitando la masticación en el área tratada.

Es posible que se produzca un sangrado durante las siguientes 48 horas posteriores a la intervención quirúrgica; de darse el caso, se recomienda el uso de una gasa sobre el área del sangrado, manteniéndola bajo presión de una mordida no muy profunda. La gasa absorbente deberá ser cambiada cada cierto periodo de tiempo. Durante este tiempo, es necesario limitar la actividad física para ayudar a la disminución del sangrado.   

Es común que la zona intervenida se mantenga inflamada durante los dos o tres primeros días. Compresas frías en el área del implante ayudará a disminuir la inflamación. En caso de utilizar hielo, hacerlo en espacios máximos de tiempo de entre 5 y 7 minutos, para evitar cualquier daño o irritación en la piel. Si la hinchazón persiste, será necesaria una visita al médico especialista para su observación.  

La limpieza oral es un factor clave del éxito de los implantes dentales. Por ello, es importante que el paciente utilice cepillos interproximales y sedas dentales para la higiene de los espacios que existen entre los dientes e implantes. Así, es posible eliminar la placa bacteriana de la zona de encía que rodea al implante.

Por último, es fundamental acudir a las consultas programadas por el odontólogo, a fin de mantener un adecuado control sobre el estado del hueso, los componentes del implante y la higiene de la boca.   

Después de un procedimiento de implantes dentales, es preciso tomar en consideración estas recomendaciones, con la finalidad de concluir el tratamiento de manera exitosa. Una adecuada limpieza oral, evitar el consumo de alcohol y cigarrillos y una alimentación saludable, son algunos de los cuidados elementales para evitar cualquier complicación postoperatoria.


Ayúdanos a compartir
Llámanos: 934 366 197