Cuidados dentales durante el periodo de gestación
Ayúdanos a compartir

Para la mujer, la etapa de gestación representa un cúmulo de cambios en distintos aspectos de su vida, en especial en todo lo que concierne a su organismo. Estas alteraciones la exponen a un mayor riesgo a desarrollar problemas de salud dental por lo que resulta indispensable cuidarse de las afecciones que se le puedan presentar. Caries, enfermedades en las encías y boca seca, son solo algunas de las patologías más comunes durante este periodo; veamos cuáles son y qué cuidados deberá tener durante su embarazo.  

Efectos del embarazo sobre la salud dental

Por lo general, el aumento del flujo sanguíneo producido durante la gestación suele ser la razón por la que las encías pueden inflamarse, causando dolor y sangrado, acrecentando el riesgo de infecciones. Además, el incremento de los niveles hormonales también genera problemas en la cavidad bucal, debilitando tanto las encías como las piezas dentales.  

El ácido contenido en los vómitos que se producen durante el embarazo, al igual que el ácido del reflujo estomacal, están asociados a daños en los tejidos blandos de la boca y a la erosión del esmalte dental. También, la mujer embarazada tiende a incrementar la respiración por la boca debido a una inflamación de las mucosas nasales producidas por la congestión nasal, aumentando el riesgo de caries e infecciones.

Por otra parte, diversos estudios han demostrado que existe una relación entre la enfermedad periodontal y distintos problemas generados durante el periodo de gestación, como los nacimientos prematuros y el bajo peso del bebé al nacer. Aquellas mujeres gestantes que desarrollan este tipo de enfermedad, tienen una mayor propensión a sufrir alteraciones del embarazo debido a que ven incrementado el nivel de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto de forma prematura.   

Por ello, resulta indispensable acudir al dentista para mantener un chequeo regular, en especial a partir del cuarto mes de embarazo, dejando los primeros tres meses al cuidado del desarrollo del niño. Es preciso que el odontólogo esté al tanto de su condición, así como de todo su historial y de los medicamentos que esté tomando; puede ser necesario que el especialista solicite información a su médico obstetra antes de dar inicio a cualquier tratamiento.

Riesgos bucales más frecuentes durante la gestación

Una de las afecciones más frecuentes que se presenta durante el periodo de embarazo es la gingivitis, un tipo de enfermedad periodontal que se manifiesta con la inflamación y el sangrado de las encías debido a una infección de los tejidos que sirven de soporte a los dientes. Esta condición se presenta en una de cada dos mujeres embarazadas y es preciso tratarla a tiempo a fin de prevenir cualquier complicación en el parto.

Además de la gingivitis, es usual que durante el embarazo se presenten problemas de dientes flojos, debido a que los niveles elevados de estrógeno y progesterona pueden debilitar las encías y los huesos que sostienen las piezas dentales. Esta afección puede derivar en un cuadro de periodontitis si no es tratada a tiempo.

Otro de los problemas presentes durante el periodo de gestación es la erosión o desgaste del esmalte de los dientes, que se produce por el ácido contenido en los vómitos asociados a las náuseas del embarazo y al reflujo del ácido estomacal. El daño que se produce en el esmalte de las piezas dentales deja a los dientes más expuestos a las caries.     

Los cambios en la composición de la saliva de la mujer embarazada, en especial en los últimos meses de gestación, conjuntamente con sus alteraciones hormonales, pueden producir un cuadro de xerostomía fisiológica, también conocida como sequedad bucal. Al igual que la erosión dentaria, la boca seca expone a las mujeres a un mayor riesgo de sufrir caries en sus piezas dentales o infecciones en los tejidos blandos de la boca.  

Las alteraciones en las encías y una deficiente higiene bucal durante el embarazo, pueden generar un tipo de tumor benigno llamado épulis gravidarum o granuloma de embarazo. Esta tumoración se presenta en las encías inflamadas y puede producir sangrado. Aunque estos tumores suelen desaparecer solos luego del embarazo, en ocasiones puede que sea necesario extraerlos con cirugía local.     

Consejos para evitar enfermedades dentales durante el embarazo

Es preciso tener en cuenta que la mujer gestante puede recibir tratamiento odontológico sin ningún tipo de problemas. Hoy en día, los dentistas están preparados para atender de forma segura a una paciente embarazada, tomando los cuidados necesarios para salvaguardar tanto su integridad física como la de su bebé. Es por eso que resulta necesario que la paciente se realice los chequeos, más aún si presenta cualquier molestia o sospecha de una afección dental.    

Para conseguir una salud dental adecuada durante el periodo de gestación es necesario mantener un aseo frecuente de la cavidad bucal. Para ello, se deberá cepillar los dientes con pasta dental fluorada, incluyendo las zonas interdentales y la lengua; además, se recomienda el uso de seda dental y colutorios que ayuden a complementar la limpieza. De esa forma, se estará removiendo la placa bacteriana y previniendo la caries.  

La alimentación sana es fundamental tanto para el cuidado del embarazo como para su salud dental en particular. Una dieta rica en vitaminas, proteínas y minerales ayudará no solo a cuidar su cavidad bucal sino, también, la de su bebé. Recuerde que el calcio y las vitaminas A, C y D son indispensables para el buen desarrollo dental de su niño.  

A través de los chequeos dentales durante la gestación, el dentista podrá identificar cualquier problema que se pueda presentar y, dependiendo de la situación y el estado de su embarazo, determinar el tratamiento más adecuado para cada caso, priorizando aquellos asuntos más urgentes sobre los que puedan ser atendidos luego del parto. Complementando las visitas odontológicas con un aseo frecuente de la cavidad bucal y una dieta balanceada, será posible evitar cualquier enfermedad bucodental en la mujer gestante.


Ayúdanos a compartir
Ayúdanos a compartir

Para la mujer, la etapa de gestación representa un cúmulo de cambios en distintos aspectos de su vida, en especial en todo lo que concierne a su organismo. Estas alteraciones la exponen a un mayor riesgo a desarrollar problemas de salud dental por lo que resulta indispensable cuidarse de las afecciones que se le puedan presentar. Caries, enfermedades en las encías y boca seca, son solo algunas de las patologías más comunes durante este periodo; veamos cuáles son y qué cuidados deberá tener durante su embarazo.  

Efectos del embarazo sobre la salud dental

Por lo general, el aumento del flujo sanguíneo producido durante la gestación suele ser la razón por la que las encías pueden inflamarse, causando dolor y sangrado, acrecentando el riesgo de infecciones. Además, el incremento de los niveles hormonales también genera problemas en la cavidad bucal, debilitando tanto las encías como las piezas dentales.  

El ácido contenido en los vómitos que se producen durante el embarazo, al igual que el ácido del reflujo estomacal, están asociados a daños en los tejidos blandos de la boca y a la erosión del esmalte dental. También, la mujer embarazada tiende a incrementar la respiración por la boca debido a una inflamación de las mucosas nasales producidas por la congestión nasal, aumentando el riesgo de caries e infecciones.

Por otra parte, diversos estudios han demostrado que existe una relación entre la enfermedad periodontal y distintos problemas generados durante el periodo de gestación, como los nacimientos prematuros y el bajo peso del bebé al nacer. Aquellas mujeres gestantes que desarrollan este tipo de enfermedad, tienen una mayor propensión a sufrir alteraciones del embarazo debido a que ven incrementado el nivel de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto de forma prematura.   

Por ello, resulta indispensable acudir al dentista para mantener un chequeo regular, en especial a partir del cuarto mes de embarazo, dejando los primeros tres meses al cuidado del desarrollo del niño. Es preciso que el odontólogo esté al tanto de su condición, así como de todo su historial y de los medicamentos que esté tomando; puede ser necesario que el especialista solicite información a su médico obstetra antes de dar inicio a cualquier tratamiento.

Riesgos bucales más frecuentes durante la gestación

Una de las afecciones más frecuentes que se presenta durante el periodo de embarazo es la gingivitis, un tipo de enfermedad periodontal que se manifiesta con la inflamación y el sangrado de las encías debido a una infección de los tejidos que sirven de soporte a los dientes. Esta condición se presenta en una de cada dos mujeres embarazadas y es preciso tratarla a tiempo a fin de prevenir cualquier complicación en el parto.

Además de la gingivitis, es usual que durante el embarazo se presenten problemas de dientes flojos, debido a que los niveles elevados de estrógeno y progesterona pueden debilitar las encías y los huesos que sostienen las piezas dentales. Esta afección puede derivar en un cuadro de periodontitis si no es tratada a tiempo.

Otro de los problemas presentes durante el periodo de gestación es la erosión o desgaste del esmalte de los dientes, que se produce por el ácido contenido en los vómitos asociados a las náuseas del embarazo y al reflujo del ácido estomacal. El daño que se produce en el esmalte de las piezas dentales deja a los dientes más expuestos a las caries.     

Los cambios en la composición de la saliva de la mujer embarazada, en especial en los últimos meses de gestación, conjuntamente con sus alteraciones hormonales, pueden producir un cuadro de xerostomía fisiológica, también conocida como sequedad bucal. Al igual que la erosión dentaria, la boca seca expone a las mujeres a un mayor riesgo de sufrir caries en sus piezas dentales o infecciones en los tejidos blandos de la boca.  

Las alteraciones en las encías y una deficiente higiene bucal durante el embarazo, pueden generar un tipo de tumor benigno llamado épulis gravidarum o granuloma de embarazo. Esta tumoración se presenta en las encías inflamadas y puede producir sangrado. Aunque estos tumores suelen desaparecer solos luego del embarazo, en ocasiones puede que sea necesario extraerlos con cirugía local.     

Consejos para evitar enfermedades dentales durante el embarazo

Es preciso tener en cuenta que la mujer gestante puede recibir tratamiento odontológico sin ningún tipo de problemas. Hoy en día, los dentistas están preparados para atender de forma segura a una paciente embarazada, tomando los cuidados necesarios para salvaguardar tanto su integridad física como la de su bebé. Es por eso que resulta necesario que la paciente se realice los chequeos, más aún si presenta cualquier molestia o sospecha de una afección dental.    

Para conseguir una salud dental adecuada durante el periodo de gestación es necesario mantener un aseo frecuente de la cavidad bucal. Para ello, se deberá cepillar los dientes con pasta dental fluorada, incluyendo las zonas interdentales y la lengua; además, se recomienda el uso de seda dental y colutorios que ayuden a complementar la limpieza. De esa forma, se estará removiendo la placa bacteriana y previniendo la caries.  

La alimentación sana es fundamental tanto para el cuidado del embarazo como para su salud dental en particular. Una dieta rica en vitaminas, proteínas y minerales ayudará no solo a cuidar su cavidad bucal sino, también, la de su bebé. Recuerde que el calcio y las vitaminas A, C y D son indispensables para el buen desarrollo dental de su niño.  

A través de los chequeos dentales durante la gestación, el dentista podrá identificar cualquier problema que se pueda presentar y, dependiendo de la situación y el estado de su embarazo, determinar el tratamiento más adecuado para cada caso, priorizando aquellos asuntos más urgentes sobre los que puedan ser atendidos luego del parto. Complementando las visitas odontológicas con un aseo frecuente de la cavidad bucal y una dieta balanceada, será posible evitar cualquier enfermedad bucodental en la mujer gestante.


Ayúdanos a compartir
Llámanos: 934 366 197