manzana verde sobre fondo negro
Ayúdanos a compartir

Uno de los tratamientos más demandados por quienes están en busca de una solución inmediata y eficaz para su problema dental es el denominado implante de carga inmediata, debido a que consigue eliminar el tiempo que hay que esperar entre la colocación de un implante y los dientes fijos. Este procedimiento es ideal ya que permite que el paciente logre recuperar la sonrisa en un solo día y con menos complicaciones.  

¿A qué denominamos implantes de carga inmediata?

Se denominan implantes de carga inmediata a aquellos que son efectuados apenas realizado un procedimiento de exodoncia o extracción dentaria. Es decir, el implante es colocado en la misma cirugía, de forma tal que el paciente consiga recuperar su función masticatoria en menos de 24 horas. Los implantes de carga inmediata pueden ser realizados en un solo diente, en varios de ellos o, inclusive, en toda la boca cuando los pacientes presentan ausencias de todas las piezas dentales.

Para conseguirlo, se le instala al paciente una prótesis dental temporal durante un periodo estimado de 8 semanas, en espera a que se realice la osteointegración, momento en el cual se coloca la prótesis definitiva. A través de este procedimiento, se logra conservar una mayor porción del hueso y perder menos encías; además, la recuperación es más rápida y no genera mayores complicaciones.  

¿Cómo se realiza el tratamiento de implantología de carga inmediata?

En tiempos anteriores, tomaba alrededor de 4 a 6 meses la colocación de un implante que permita conseguir una recuperación de la funcionalidad y estética dental. Hoy en día, con el avance de la tecnología, la técnica de implante de carga inmediata puede conseguir esta recuperación en una única sesión, utilizando software de última generación para tal fin.

Ya no es necesaria la toma de impresiones o moldes para obtener una reproducción del diente o de la encía; a través de un escáner y en muy pocos minutos, es posible realizar una copia exacta de la forma de la cavidad bucal del paciente. Una vez efectuada la o las extracciones dentarias, el implante dental es colocado en el alveolo dental en oclusión central, favoreciendo en la preservación tanto del hueso alveolar como del tejido gingival.

Acto seguido, se realiza un nuevo escaneado de la posición del implante, con la finalidad de diseñar una corona provisional para que sea colocada sobre éste durante la misma sesión. De esa forma, en el lapso de un solo día, es posible recuperar la estética y la funcionalidad de la dentadura. Posteriormente, después de algunos meses más, se procederá a la instalación de la corona definitiva.  

¿Cuáles son las ventajas de los implantes de carga inmediata?

La principal ventaja asociada a este tratamiento de implantología es aquella referida a la rapidez con la que se puede recuperar la función masticatoria; basta una sola sesión en el consultorio para recobrar las piezas dentales faltantes, permitiendo comer desde el mismo día de la intervención.  

Al ser realizado en un solo día, no se necesita esperar varias semanas desde el momento en que se coloca el implante para la colocación de la corona. Además, tampoco es necesario utilizar aparatos removibles, permitiendo la adecuada adaptación de la boca a la prótesis definitiva.     

Gracias a la sedación endovenosa, este procedimiento de implantología es absolutamente indoloro y las molestias posteriores a la intervención quirúrgica son mínimas.  

En el plano económico, existe muy poca diferencia de precio entre los implantes de carga inmediata y las técnicas más tradicionales de colocación de implantes.

Por último, los implantes de carga inmediata consiguen una mejora de la estética, la recuperación de la sonrisa y la mejora de la calidad de vida del paciente, elevando su autoestima.

¿A cualquier paciente se le puede realizar este tratamiento?

Es preciso indicar que no todos pueden optar a este tipo de tratamiento y que existen ciertas condiciones que el paciente debe cumplir para determinar si son buenos candidatos o no. El principal parámetro que establecen los especialistas es si el paciente dispone de estabilidad primaria o si cuenta con la adecuada densidad ósea que permita la rigidez y resistencia de la unión entre el hueso y el implante.

Con la estabilidad primaria se puede evitar la aparición de tejido fibroso interpuesto, cicatricial o reparativo, que puede conducir a un bajo nivel de contacto entre el hueso y el implante, una fibrointegración del mismo o a un fracaso total de procedimiento.  

Por otro lado, es necesario que el paciente goce de un óptimo estado de salud y que se muestre colaborativo para llevar a cabo el procedimiento de implante de carga inmediata. La higiene bucal es fundamental para el éxito de este procedimiento, por lo que el paciente deberá mantener un adecuado hábito de limpieza.   

Asimismo, es importante que el paciente tenga una oclusión correcta y que no manifieste una parafunción mandibular persistente o bruxismo. Tampoco, deberá presentar ningún tipo de patología periapical en el área del implante y deberá contar con espacio suficiente para su colocación.

Tampoco es posible implementar la técnica de carga inmediata en pacientes fumadores, que presenten algún tipo de malformación mandibular o que tengan alguna anomalía al masticar.

Analiza la alternativa de colocarte implantes de carga inmediata

Los implantes de carga inmediata responden adecuadamente a la demanda por parte de los pacientes para obtener una solución rápida a su problema de falta de piezas dentales, resolviendo el asunto en menos de 24 horas.

Este tipo de implantes cuenta con un alto porcentaje de éxito; no obstante, el resultado final va a depender de los movimientos que pueda padecer durante el periodo de osteointegración, al estado del hueso y a la ausencia de infección de los tejidos blando de la zona.   

La colocación de implantes de carga inmediata representa una conveniente alternativa a los tratamientos tradicionales de implantología, ayudando a la recuperación, en forma rápida e indolora, de la función masticatoria del paciente, permitiéndole ingerir alimentos a las pocas horas de realizado el trabajo.


Ayúdanos a compartir
Ayúdanos a compartir

Uno de los tratamientos más demandados por quienes están en busca de una solución inmediata y eficaz para su problema dental es el denominado implante de carga inmediata, debido a que consigue eliminar el tiempo que hay que esperar entre la colocación de un implante y los dientes fijos. Este procedimiento es ideal ya que permite que el paciente logre recuperar la sonrisa en un solo día y con menos complicaciones.  

¿A qué denominamos implantes de carga inmediata?

Se denominan implantes de carga inmediata a aquellos que son efectuados apenas realizado un procedimiento de exodoncia o extracción dentaria. Es decir, el implante es colocado en la misma cirugía, de forma tal que el paciente consiga recuperar su función masticatoria en menos de 24 horas. Los implantes de carga inmediata pueden ser realizados en un solo diente, en varios de ellos o, inclusive, en toda la boca cuando los pacientes presentan ausencias de todas las piezas dentales.

Para conseguirlo, se le instala al paciente una prótesis dental temporal durante un periodo estimado de 8 semanas, en espera a que se realice la osteointegración, momento en el cual se coloca la prótesis definitiva. A través de este procedimiento, se logra conservar una mayor porción del hueso y perder menos encías; además, la recuperación es más rápida y no genera mayores complicaciones.  

¿Cómo se realiza el tratamiento de implantología de carga inmediata?

En tiempos anteriores, tomaba alrededor de 4 a 6 meses la colocación de un implante que permita conseguir una recuperación de la funcionalidad y estética dental. Hoy en día, con el avance de la tecnología, la técnica de implante de carga inmediata puede conseguir esta recuperación en una única sesión, utilizando software de última generación para tal fin.

Ya no es necesaria la toma de impresiones o moldes para obtener una reproducción del diente o de la encía; a través de un escáner y en muy pocos minutos, es posible realizar una copia exacta de la forma de la cavidad bucal del paciente. Una vez efectuada la o las extracciones dentarias, el implante dental es colocado en el alveolo dental en oclusión central, favoreciendo en la preservación tanto del hueso alveolar como del tejido gingival.

Acto seguido, se realiza un nuevo escaneado de la posición del implante, con la finalidad de diseñar una corona provisional para que sea colocada sobre éste durante la misma sesión. De esa forma, en el lapso de un solo día, es posible recuperar la estética y la funcionalidad de la dentadura. Posteriormente, después de algunos meses más, se procederá a la instalación de la corona definitiva.  

¿Cuáles son las ventajas de los implantes de carga inmediata?

La principal ventaja asociada a este tratamiento de implantología es aquella referida a la rapidez con la que se puede recuperar la función masticatoria; basta una sola sesión en el consultorio para recobrar las piezas dentales faltantes, permitiendo comer desde el mismo día de la intervención.  

Al ser realizado en un solo día, no se necesita esperar varias semanas desde el momento en que se coloca el implante para la colocación de la corona. Además, tampoco es necesario utilizar aparatos removibles, permitiendo la adecuada adaptación de la boca a la prótesis definitiva.     

Gracias a la sedación endovenosa, este procedimiento de implantología es absolutamente indoloro y las molestias posteriores a la intervención quirúrgica son mínimas.  

En el plano económico, existe muy poca diferencia de precio entre los implantes de carga inmediata y las técnicas más tradicionales de colocación de implantes.

Por último, los implantes de carga inmediata consiguen una mejora de la estética, la recuperación de la sonrisa y la mejora de la calidad de vida del paciente, elevando su autoestima.

¿A cualquier paciente se le puede realizar este tratamiento?

Es preciso indicar que no todos pueden optar a este tipo de tratamiento y que existen ciertas condiciones que el paciente debe cumplir para determinar si son buenos candidatos o no. El principal parámetro que establecen los especialistas es si el paciente dispone de estabilidad primaria o si cuenta con la adecuada densidad ósea que permita la rigidez y resistencia de la unión entre el hueso y el implante.

Con la estabilidad primaria se puede evitar la aparición de tejido fibroso interpuesto, cicatricial o reparativo, que puede conducir a un bajo nivel de contacto entre el hueso y el implante, una fibrointegración del mismo o a un fracaso total de procedimiento.  

Por otro lado, es necesario que el paciente goce de un óptimo estado de salud y que se muestre colaborativo para llevar a cabo el procedimiento de implante de carga inmediata. La higiene bucal es fundamental para el éxito de este procedimiento, por lo que el paciente deberá mantener un adecuado hábito de limpieza.   

Asimismo, es importante que el paciente tenga una oclusión correcta y que no manifieste una parafunción mandibular persistente o bruxismo. Tampoco, deberá presentar ningún tipo de patología periapical en el área del implante y deberá contar con espacio suficiente para su colocación.

Tampoco es posible implementar la técnica de carga inmediata en pacientes fumadores, que presenten algún tipo de malformación mandibular o que tengan alguna anomalía al masticar.

Analiza la alternativa de colocarte implantes de carga inmediata

Los implantes de carga inmediata responden adecuadamente a la demanda por parte de los pacientes para obtener una solución rápida a su problema de falta de piezas dentales, resolviendo el asunto en menos de 24 horas.

Este tipo de implantes cuenta con un alto porcentaje de éxito; no obstante, el resultado final va a depender de los movimientos que pueda padecer durante el periodo de osteointegración, al estado del hueso y a la ausencia de infección de los tejidos blando de la zona.   

La colocación de implantes de carga inmediata representa una conveniente alternativa a los tratamientos tradicionales de implantología, ayudando a la recuperación, en forma rápida e indolora, de la función masticatoria del paciente, permitiéndole ingerir alimentos a las pocas horas de realizado el trabajo.


Ayúdanos a compartir
Llámanos: 934 366 197